La intención es lo que cuenta

La intención es lo que cuenta

Creo que hemos escuchado esta frase muchísimas veces pero en realidad será cierto lo que dice la frase, ya que muchas veces la utilizamos solo para evadir nuestra responsabilidad y sentirnos mejor por lo que no pudimos hacer a cumplir, aquí te dejo algunos ejemplos.

Muchas veces, en una relación de pareja uno de los dos se la pasa cometiendo grandes errores, por ejemplo, maltrata a su pareja o la golpea, entonces llega un momento en que la persona maltratada o golpeada se cansa y decide irse, pero la otra persona se da cuenta de los grandes errores que ha venido cometiendo y promete cambiar y tiene la intención de todo corazón de hacer ese cambio en su vida, pero al poco tiempo sigue igual con los mismos golpes y maltratos y se vuelve una historia de nunca acabar, cada vez que se siente perdido o a punto de ser abandonado por su pareja tiene la intención de cambiar, entonces no se tu que opines, ¿La intención es la que cuenta?.

 

Otro ejemplo, cuántas veces nos encontramos en malas situaciones económicas y en ese momento buscamos la manera de hacer recortes dejando de hacer gastos innecesarios, comenzamos a darnos cuenta de los grandes errores que cometimos gastando en infinidad de cosas innecesarias,  en ese momento tenemos la intención de cambiar de hábitos financieros, pero, que pasa, logramos resolverlos y sin darnos cuenta al paso del tiempo volvemos a estar en la misma situación de nuevo, entonces qué opinas ¿La intención de cambiar, es la que cuenta?.

 

Este ejemplo me encanta, cuántas veces hemos prometido cosas a un amigo, conocido o familiar que jamás pudimos cumplir, algunas veces por circunstancias de la vida, pero te aseguro que la mayor parte de el tiempo es porque simplemente lo dijimos en el momento por sentirnos bien o por hacer sentir bien a la otra persona y en ese momento teníamos la intención de hacerlo pero jamás lo hicimos o simplemente se nos olvidó hacerlo, entonces,qué opinas ¿La intención es la que cuenta?.

 

Este tema es muy extenso y nos podemos pasar hablando y dando muchos ejemplos acerca de esta frase, “La intención es la que cuenta”, pero en realidad lo que necesitamos son hechos y no palabras es muy fácil hablar pero muy difícil cumplir lo que decimos, así que si realmente por muy grandes que sean tus intenciones de ayudar o de cambiar deja de ilusionar a las personas,  por que despues, al no cumplir terminaras pisoteando sus ilusiones que formaron con tu promesa, así que deja esa frase la intención es la que cuenta y cambiala por los hechos son los que cuentan.

 

Si estás de acuerdo con este artículo, comparte con tus conocidos, amigos y familiares nunca sabes a quien le pueda servir o le ayude a abrir los ojos y no te quedes con la intención de compartir, solo echanos la mano con compartir y comentar.

Bendiciones

 

Paco Zambrano Impacto 360